Rubén Hernández

Ayudando Organizaciones para el siglo XXI.

Gestión de la Innovación

En una serie de post, vengo exponiendo como veo yo el ecosistema de innovación de toda organización, y en este intentaré explicar de una forma resumida el bloque de Gestión de la innovación.

Parte importante del Ecosistema de Innovación es la Gestión de la misma. En muchas organizaciones, este rol lo desempeña el CIO (Chief Innovation Officer) o Gestor de Innovación como especialista en metodologías que sean coherentes en función del proyecto y el porfolio de la organización, y la casuística de cada caso. Su Responsabilidad es la de trabajar para que el flujo de Ecosistema de Innovación tenga consistencia, se mueva constantemente y no se pare.

La Gestión de la Innovación es una parte clave en el Ecosistema de Innovación. Clic para tuitear

MARCO DE INNOVACIÓN

Una pieza fundamental en la Gestión de la Innovación es el marco de la misma, el cual podemos describirlo en tres ejes fundamentales:

  • El espacio de innovación: espacio en el que se desarrollara. Debemos considerar que este espacio no tiene por qué ser sólo físico, también pueden ser mental. Siendo en ambos casos fundamental encontrar el espacio en el cual se permita esto.

Si la innovación ocurre en el mismo puesto de trabajo, estamos confundiendo ejecución con búsqueda, y eso al final distorsionará la propia actividad.

Es importante, al  igual que el espacio físico, la dedicación necesaria por parte de la organización a “innovar” (famoso es el caso de google que permitía a sus empleados dedicar el 20% de su jornada laboral a desarrollar proyectos personales).

  • La metodología: que depende del gestor de innovación, a aplicar al porfolio de proyectos/productos en función de horizonte de cada uno: Sig sigma, Design thinking, Lean Start-up, Agile, Etc… Importante determinar que metodología encaja para cada proyecto, no siendo excluyentes, y siendo hoy en día más normal el uso de una combinación de ellas.
  • Innovadores: una pieza clave son los innovadores. Estos pueden surgir dentro de la propia organización, donde deberemos detectar a nuestros intra emprendedores (en este caso podremos llamar a ecosistema de intra emprendimiento). Debemos saber qué no todo el mundo quiere intra emprender, y que sabiendo que el talento nunca trabaja para nosotros, es clave el encontrar estos innovadores fuera de la organización, lo que hoy en día se conoce como Open Innovation. Es importante involucrar a la organización para que la innovación vaya calando en ella.

Será una actividad Importante por parte del área del Responsable de Innovación el detectar estos innovadores que quieran “hacer cosas e involucrarse” (dentro de cada compañía suele haber un 5% aproximadamente con actitud intra emprendedora). Para ello fomentaremos las conversaciones de café, el uso de comunicación activa, cartelería, encuestas, etc., para ser capaces de determinar a este %), por lo que es fundamental detectarlos.

Además de detectarlos, deberemos convencerlos e incentivarlos para que se unan al proyecto. Es importante incentivarles para que lideren los proyectos, e igual de importante es Recompensarlos para que su compromiso sea el máximo. Esta recompensa no tiene por qué ser monetaria, puede ser intangible:

  • Aportando un entorno innovador, que se sientan activos.
  • Darles la oportunidad de que puedan llegar a convertirse en Responsables si su proyecto coge tracción, o convertirte en responsable de la nueva vertical que se cree. Etc.

Es clave encontrar este tipo de players que empujen dentro de la organización. Es preferible gente que quiera cambiar la cultura y la compañía que especialistas en Start-ups.

CONTABILIDAD DE LA INNOVACIÓN

Es clave medir la innovación y tener un Dashboard del departamento de innovación. Pero esta no puede ser medida como le gustaría al financiero de la organización, en términos de ROI, que es lógico porque es su papel, pero es una métrica que no sirve al está preparada para medir una cosa en un entorno diferente. Estamos acostumbrados a tener un retorno de inversión rápido en productos que están funcionando, pero cuando el producto no funciona porque estamos realizando experimentos y pruebas que invalidan cosas, debemos emplear otras métricas, ya que corremos el riesgo de dar pie a cerrar el departamento de innovación si lo confrontamos al ROI, al no ser la métrica adecuada, por medirlo mal.

Ya hablaba Eric Ries en su libro Lean Startup de la importancia de la contabilidad de la innovación, y de lo diferente que era de la contabilidad tradicional que imperaba en las organizaciones.

Debemos ser cuidadosos con qué medimos y cómo lo medimos. Las medidas de innovación deben de ser coherentes a como estamos manejando la misma. Es importante hacer un Dashboard con KPIs de innovación, los que correspondan a cada estadio y sean coherentes.

Un ejemplo de medición sería el determinar cuánto tarda un equipo de proyecto en un entorno de máxima incertidumbre en hacer el primer test. Clic para tuitear

Es Importante porque nos permitirá establecer objetivos a la compañía y a las personas para incentivarles.

Venimos de un marco basado en la era industrial que nos da unas métricas de negocio y pura rentabilidad. Debemos medir más por la pasión, los intentos, la diversión, y menos por la productividad, las ventas, etc., sobre todo a corto plazo. Son importantes, pero no deben de ser las principales unidades de medida.

Teniendo un comité que respalde y se involucre, y seamos capaces la transmitirles la evolución y gestión de los proyectos en curso, tendremos mucho camino recorrido, pero será fundamental ponerlo todo en práctica.

Scroll Up