Rubén Hernández

Ayudando Organizaciones para el siglo XXI.

Movimientos para entender el futuro del trabajo: Responsive Organizations

Este movimiento global se inició en 2015 poniendo el foco en cómo deben operar las organizaciones para dar respuesta a entornos complejos, promoviendo el romper con la forma de gestión tradicional basada en la era industrial. Promueve la base de poner el foco en el propósito de la organización, las redes de equipos, la transparencia, la agilidad, la experimentación y el empoderamiendo entre otros elementos.

Todas las claves de este movimiento están recogidas en el manifiesto de las Organizaciones Responsives, para dar respuesta al mundo actual, el cual es cada vez más difícil de predecir por factores como los avances tecnológicos, la hiperconectividad de las personas y organizaciones, las innovaciones en todos los ámbitos de nuestras vidas, etc.

No debemos percibir las organizaciones bajo la mentalidad de la era industrial, cuando la previsibilidad era posible y no debíamos luchar por mantenernos al día con nuestros clientes de una forma tan veloz, entre otros muchos factores. A ello debemos unir los niveles de insatisfacción, desilusión y desencanto de los trabajadores en la organizaciones actuales, con índices claramente en aumento, lo que nos lleva a pensar en una forma de diferente de organizarnos, similar a los sistemas que podemos ver en la naturaleza, construyendo organizaciones que sean capaces de adaptarse a los entornos, organizaciones que sean Responsive.

Construir organizaciones que sean capaces de adaptarse a los entornos cambiantes, organizaciones que sean Responsive . Clic para tuitear

Las Organizaciones Responsive están diseñadas para prosperar en entornos menos predecibles, para lo que debemos equilibrar las siguientes tensiones:

  • Del Beneficio al Propósito. En el pasado, el objetivo de muchas organizaciones era crear valor económico (hacer dinero) para los Stakeholders, sobre todo en el corto plazo. Hoy en día, las personas buscan organizaciones que tengan un propósito claro y visionario más amplio que simplemente hacer dinero.
  • De Control a Empoderar. En el pasado, las organizaciones se dividían entre los “Thinkers” y los “Makers” a través de la toma de decisiones centralizada, de arriba hacia abajo. Hoy en día, con la facilidad de la  comunicación ese modo de gestión no tiene sentido, sobre todo cuando en el exterior de la organización las circunstancias y los mercados cambian rápidamente a medida que la información fluye más rápido.
  • De la Planificación a la Experimentación. En el pasado, cuando los entornos eran predecibles, las organizaciones planificaban a largo plazo, aunque los resultados nunca eran los esperados. Hoy no podemos predecir el futuro, por lo que el tiempo y los recursos dedicados a la planificación son una inversión menos valiosa que adoptar métodos ágiles que fomenten la experimentación, la iteración y estimular el aprendizaje rápido.
  • De Jerarquías a Equipos en Redes. En el pasado, había tareas grandes y complejas que requerían que mucha gente trabajara en ellas, en gran medida por que los costes  involucrados para lograr la coordinación entre las personas eran altos. Hoy en día, la tecnología y la conectividad han aumentado nuestra capacidad de auto organizarnos, siendo contraproducente la jerarquización de la toma de decisiones, y cobrando más valor la capacidad de trabajar como una red nos permite organizarnos con diferentes tipos de conexiones y una mayor autonomía, dando una respuesta más rápida al entorno.
  • De la Privacidad a la Transparencia. En el pasado, la información era sinónimo de poder internamente en las organizaciones, y una ventaja competitiva frente al exterior. Hoy en día, tenemos acceso a tanta información que es imposible predecir qué información podría ser útil o quién podría usar esa información de manera productiva. En este mundo de abundante información y conectividad, los beneficios potenciales de confiar en las personas que comparten el propósito de la organización superan los riesgos potenciales de la privacidad
Las Organizaciones Responsive están diseñadas para prosperar y adaptarse en entornos menos predecibles . Clic para tuitear

El movimiento Responsive ha sido adoptado por empresas como Yammer y Spotify. Y en España existe un grupo de Meetup que se reúne periódicamente para hablar de inquietudes del futuro del trabajo y de Responsive Organizations entre otras.

En las próximas publicaciones iremos construyendo en torno a cómo las organizaciones deben afrontar el entorno complejo en el que vivimos, y en las características que presentan algunas tendencias, empresas, movimientos,… para adaptarse al siglo XXI.

Este Post, como todos los del Blog, está en construcción……
Permanente.

Scroll Up